Destacado

Viaje a Thessaloniki 

Diario de esta gran semana de profesores y alumnos del colegio Santa Cruz en la ciudad griega de Thessaloniki.

Día 1: por la mañana hemos tenido el recibimiento en el cole, los niños han preparado un par de canciones y ha habido discursos del director, el ampa, Polivius y Lucía…

Luego hemos ido a Arsis, un centro para jóvenes refugiados donde nos han enseñado las actividades que hacen, cómo trabajan con ellos… Para finalizar los niños han plantado un olivo como un recuerdo de nuestra visita que pueda durar en el tiempo.

La comida la hemos hecho en un restaurante en el que nos han puesto de todo y después hemos ido ya hacia el despacho del alcalde. Antes, los chicos han estado jugando todos juntos a un juego parecido al de las sillas.

El recibimiento en el despacho del alcalde ha sido fantástico, nos ha dado un pequeño portavelas de recuerdo y nos han ofrecido toda clase de dulces.

Como hemos llegado pronto al hotel, sobre las 7, hemos aprovechado con los muchachos para ir por la zona del mar y dar un paseo, (era necesario bajar tanta comida) hasta la hora de la cena.

Día 2:

Esta mañama hemos madrugado un poco más, a las 8:30 dejamos el hotel rumbo vergine para ver el conjunto histórico de el rey Filippo, padre de Alejandro Magno. Después hemos ido hacia el monte Olimpo pero no hemos podido subir porque estaba comenzando a llover. Así que nos hemos ido a Litochoro, que está a 10km y en la costa, donde hemos comido y hemos pasado un rato junto al mar.

Después de comer y tomar café hemos vuelto al monte Olimpo y está vez, aunque llovía más, nos hemos puesto los chubasqueros y hemos abierto los paraguas para subirlo. Ha merecido mucho la pena, ya que las vistas son espectaculares. Hemos llegado hasta una zona llamada los baños de Zeus, con unas charcas y cascadas naturales. El paseo por el cañón de Enipeas tenía unas vistas espectaculares. Los muchachos han aprovechado los viajes en autobús para “tomarse un respiro”. Al llegar, cenamos y ya de vuelta a la habitación para coger fuerzas para el siguiente día.


Día 3: hoy el día ha sido tranquilo. Por la mañana hemos ido al colegio donde los niños han hecho un teatro en el que han contado la historia de unos refugiados sirios en el 1922 que llegaron a Tesalonica. La mañana ha sido muy emotiva, ya que nos han enseñado el gran trabajo que realizan diariamente voluntarios en las costas griegas atendiendo a la gente que deja todo a causa de la guerra, principalmente.


Después los niños con los profesores han trabajado una actividad con códigos qr, en los que han ido leyendo los folletos de los distintos países. Nuestros niños han estado hablando con todos los profesores y haciendo preguntas sobre los distintos monumentos.

Después hemos estado haciendo la visita por Efkarpia, el distrito donde está el colegio.

Por la tarde, hemos visitado la costa, hemos subido a la torre blanca y hemos aprovecjado a hacer alguna compra.

Día 4:

Hoy el día ha sido sencillito, pero a la vez intenso, ya que ha consistido en una visita turística desde el centro de Tesalonica hasta la zona de la comida, cercana al hotel. El autobús nos ha subido a la parte alta de la ciudad donde está parte de la fortaleza de las 7 torres (aunque en realidad eran 10) La fortaleza va rodeando esta parte hemos visto varias partes. Las vistas, espectaculares. También hemos visitado parte de la fortaleza que después se utilizó como prisión hasta los años 80. Según íbamos bajando hemos visitado varias iglesias ortodoxas que no se parecen a las nuestras. Ellos dan mucha importancia a la pintura (iconos) y están llenos de símbolos. Una cosa que llama la atención en estas iglesias es una especie de muro o cámara dentro de la zona del altar, que separa la zona más sagrada llamada santuario del resto de la iglesia. En este muro es donde se encuentran gran parte de los iconos. La primera visita ha sido la iglesia de San Pablo. En las paredes hay restos de iconos que el imperio otomano intentó destruir.

Otra iglesia que hemos visto y donde nos han explicado un mosaico del siglo VI, con todos los personajes y símbolos que aparecían en él. Siguiendo el recorrido, hemos llegado a la catedral ortodoxa de San Demetrio, patrón de la ciudad, donde se encuentran sus restos. Debajo de la catedral hemos visitado también unas termas romanas con la calzada original en uno de sus lados. Por ultimo hemos visitado el mercado con una gran variedad de puestos, ropa, recuerdos, pescados, encurtidos, carnes… Con mucha vida y encanto.

Después hemos ido a comer y hemos aprovechado para ir al hotel a descansar un rato.

La tarde la hemos empleado en visitar la zona de las tiendas y en comprar regalos y recuerdos. Nos hemos dado un buen paseo callejeando por la calle principal y alrededores, hasta la torre blanca, y volviendo por el paseo marítimo, la plaza de Aristóteles, etc.

Día 5:

Ayer fue un día de despedidas. Por la mañana estuvimos en el colegio en varios actos. Comenzamos con un teatro que hicieron los niños de aquí, Paz de Aristófanes. Estuvo muy bonita, un gran trabajo! Después por países, estuvimos en las clases, a nosotros nos tocó en la de 4to y estuvimos leyendo un poema sobre la paz. Todos los niños, incluidos los nuestros, realizaron un dibujo sobre la paz que colgaron en el pasillo. Así con todas las clases.

El acto de despedida fue muy emotivo, con muchos regalos por parte del centro y de la asociación de padres. Como no paró de llover en toda la mañana, no pudimos hacer las actividades que estaban previstas para el patio.

Para la comida nos fuimos al hotel y con el grupo de Italia llegamos hasta un barrio lleno de restaurantes.

Por la tarde, nos volvimos al hotel para hacer todos los equipajes y descansamos un poco antes de dar nuestro último paseo y realizar las últimas compras. También aprovechamos a tomar un helado.

En la cena nos juntamos todos, con los profesores griegos incluidos y estuvimos intercambiando teléfonos, firmas, saludos…

Concluye el primer año Erasmus del Colegio Santa Cruz

El Colegio Diocesano Santa Cruz concluye su primer año en el proyecto Erasmus +: Other, alike, the same.Después de un año duro de trabajo y lleno de grandes experiencias, el Colegio Diocesano Santa Cruz, hace balance y prepara, con ganas, el próximo curso.
El proyecto comenzaba en septiembre cuando dos profesores se desplazaban a la ciudad de Monopoly, Italia, para conocer a sus socios europeos y ponerle cara a los que a partir de entonces se convertirían en nuestros nuevos amigos y colaboradores de un proyecto que se venía forjando años atrás y que empezaba su andadura. Con miedos, expectativas y con un único objetivo acercar a nuestros alumnos a las diferentes culturas que nos rodean y que por la época que nos está tocando vivir, a las personas que lo están pasando mal dentro de nuestros países como inmigrantes y refugiados.

A partir de aquí el colegio ha estado inmerso en diferentes actividades que se han realizado cada mes y que cumplían el objetivo del proyecto. Cada mes hemos realizado una actividad que hemos ido compartiendo con los demás colegios implicados en el proyecto.


En enero acogimos la primera actividad de movilidad, en la cual los colegios de Monopoly en Italia, Blackpool en Reino Unido, Salva en Rumanía y Thessaloniki en Grecia nos visitaban en Guadalajara. Fueron cinco días intensos en los cuales visitamos el centro de refugiados de Sigüenza intentando entender la situación que estos están viviendo. Visitamos además nuestra vecina Alcalá de Henares, llena de cultura. Paseamos por las calle Mayor viendo la Casa de Miguel de Cervantes, la Universidad Cisneriana y también hicimos una visita obligada a Madrid, capital de España. Y además disfrutamos de actividades en las que estuvo implicado todo el colegio.

 En Mayo nos tocaba visitar Grecia y dos profesores con tres alumnos se desplazaron hasta allí para conocer su cultura, compartir actividades con los niños de aquel colegio. Allí pudieron visitar Tesalonica con su fortaleza, numerosas iglesias ortodoxas, termas romanas y calzadas originales. Descubrieron el gran trabajo que hacen los voluntarios en las costas griegas atendiendo a la gente que deja todo a casusa de la guerra, principalmente. Visitaron Arsis, un centro para jóvenes refugiados donde les enseñaron las actividades que hacen y cómo trabajan con ellos. Para recordar su visita y que esta perdure en el tiempo, los alumnos plantaron un olivo que quedará allí para siempre.


La semana pasada tenía lugar en Blackpool, Inglaterra, la reunión de profesores que ponía el cierre a este primer curso y a la cual asistimos tres profesores para recabar todo lo que habíamos trabajado hasta entonces y programar el siguiente año que nos espera de trabajo, visitas y actividades.

Ha sido, en definitiva, un año muy fructífero en todos los aspectos. Hemos mejorado nuestra comunicación en inglés, hemos trabajado en actividades que nos acercan a la vida de los refugiados y a su problemática en cada país y hemos conseguido, o pretendemos, llevar muy lejos el nombre de nuestro colegio y de nuestra ciudad Guadalajara.
Esperamos el siguiente curso con la misma ilusión y con las mismas ganas de que todos nuestros alumnos integren el lema del proyecto; Todos diferentes, pero iguales.